En general los tejedores de webs ya hace años que nos esforzamos en pulir el código y optimizarlo para el gusto de los motores de búsqueda –yahoo y google sobretodo– y así escalar posiciones de un modo “natural” o orgánico