El diseño escalable y la semántica web.

octubre 8, 2013

Una de las tendéncias más generalizadas del universo web 3.0 es el esfuerzo por ofrecer la mayoría de contenidos y diseños directamente al usuario en singular, personalizando,  así que éstos se moldean, se modifican y se adaptan justamente para ti, la persona que lo solicitas, y no otra.

Con la proliferación de múltiples interfaces, era de suponer que la adaptación del diseño web sólo era cuestión de trabajo y tiempo en forma de diseños elasticos y “amables”;  parece que los “propietarios de las webs”  ya se han dado cuenta de la importancia y beneficios que supone ofrecer los contenidos de un modo cómodo, sin scrolls horizontales, ni  información compartimentada y difícil de acceder, donde la experiencia hombre-máquina sea lo más placentera posible. Y claro, esto ha triunfado y creado adicción. Aquellos que todavía no se han subido al carro de la escalabilidad (Responsive en inglés) ya no tienen escapatoria.

Me pregunto cuanto tardaremos en ver webs corporativas en las cuales los contenidos (no ya tanto el diseño) también se adapten a las personas en función de sus gustos (escaneados en la red por fórmulas y robots) y de sus preferencias. Prueba de ello es el nuevo motor de búsqueda que ha implementado Google, el Hummingbird  (Colibrí en castellano).  Google ha reforzado su algoritmo en las  búsquedas con una actualización que persigue mejorar los resultados,  adaptándose a una mayor complejidad de las consultas realizadas por los usuarios, que al parecer se ya se pueden dirigir a él con preguntas y oraciones complejas, que van más allá de algunas palabras sueltas… papá Google responderá.

En cuanto a modelos de marcos o frameworks para implementar según el dictado de la escalabilidad, tenemos Zurb Foundation  y  Bootstrap (de Twitter), que parecen destacar, aunque últimamente se están imponiendo otros marcos,  como  Semantic Ui.

Foundation y Bootstrap son un conjunto de elementos gráficos,  css y javascript listos para usar, ofrecidos de forma gratuita y en constante actualización.  Ambos prometen proporcionar un framework sólido y actualizado, para que los desarrolladores puedan acelerar enormemente el tiempo de desarrollo, una interfaz coherente y funcional, y adaptación a todo tipo de dispositivos móviles o de sobremesa. No obstante, la estética que parece despuntar es la estética PLANA (véase la nueva actualización de IOs7, o Windows 8) y diseñadores y programadores ya sabemos por experiencia que la moda siempre acaba imponiendose. Los gradientes de los botones de Bootstrap empiezan a parecer anticuados; el Skeumorfismo pronto pasará a un segundo plano.

Semántic UI permite a diseñadores y desarrolladores  crear un vocabulario común para la interfaz de usuario.   Este nuevísimo marco, lo primero que nos dice es: Olvídate de los jeroglíficos, Semántic UI se estructura en torno a las convenciones del lenguaje natural para que el desarrollo sea más intuitivo y semántico. Con esta intención y este enunciado, habrá que comprobar cuánto de lo que auncian es real.

Semántica y era Post-Skeumórfica, esta es la tendéncia, así que a trabajar, hay que aprender y adaptarse a los caprichos de la RED.