Empezar un proyecto nuevo es una fase en la que se conjugan ilusión, riesgo, esperanza de éxito y trabajo, mucho trabajo de síntesis. A medida que se va formalizando, cada miembro del equipo se forma una idea del mismo y